Tantra erótico 2016

 
 

Masaje Tantra erótico


Los hedonistas de la Grecia antigua tomaron su visión del mundo y de la vida de regiones más orientales donde nació el Tantra. Ambas visiones se fundamentan en el disfrute de una vida feliz, el goce de los sentidos, de la amistad, la cultura, el amor y el placer de la sensualidad.


Todos necesitamos experimentar felicidad, todos tenemos necesidad de alegría. Sin culpas. Merecemos felicidad libre de restricciones ideológicas o culturales.


Y este es el objetivo de mis masajes: aparcar la culpa y el pecado para vivir una experiencia de puro disfrute y placer. Por tu libertad.


Mis masajes fusionan el placer con la terapia. La terapia no tiene por qué ser dolorosa ni representar un esfuerzo. Saber recibir placer y dejarse llevar tiene beneficios terapéuticos inmediatos a todos los niveles.


Los hombres desean y esperan un masaje diferente cuando lo reciben de otro hombre. Por este motivo he elaborado varios menús de masaje, que se adaptan a hombres de todas las edades y gustos. Es un trabajo corporal elaborado, más erótico, con mayor complicidad, sin rituales absurdos y concentrado en tu placer desde el primer segundo.


No uso rituales de respiración, ni repetición de rezos ni mantras. Tampoco realizo masajes sin contacto de piel, que no te aportan ningún placer sensual. La energía erótica siempre está presente en mis masajes y te sentirás tocado, mimado, deseado... y muy excitado.


El punto de partida de cualquiera de mis masajes es tu placer erótico. Tu bienestar, tu felicidad y tu satisfacción son vitales para mí.


Los clientes que disfrutan de masajes de 90 minutos pueden alcanzar varios orgasmos durante la sesión. Pero el orgasmo no es el único objetivo de mis masajes, es parte de un todo más completo, y solo si tú lo deseas.


El respeto mutuo es fundamental, y tú eres bienvenido tal como eres, más allá de roles y etiquetas. Te escucharé antes del masaje para adaptarme a tus particularidades, y siempre si deseas conversar.


Sobre mi “masaje lingam”, mis clientes comentan: “es asombroso como trabajas mis genitales sin tocarlos directamente, de un modo imperceptible y doblemente morboso, intenso y más elegante que si me tocaras a lo bruto. También me gusta que la masturbación no es únicamente al final del masaje, porque trabajas todo mi cuerpo durante todo el tiempo del masaje”.


Soy tu masajista tántrico erótico gay si lo que buscas es una experiencia que va mucho más lejos de una simple masturbación de 15 minutos. Trabajaré todo tu cuerpo, de pies a cabeza. De cuerpo a mente, de bienestar a placer.


Mis masajes se inscriben en el Tantra Rojo. Se diferencia del Tantra Blanco (basado en yoga y meditación) y del Tantra Negro (comparado con magia negra).

Tantra erótico: 10 razones para disfrutarlo

La rutina del día a día de nuestras vidas  puede hacernos caer en una cierta monotonía. Necesitamos estímulos para el optimismo y la alegría.


Visita mi nuevo BLOG


Dejamos de vivir el momento, esperando siempre un futuro que nunca llega.


Vivir el presente es fundamental para ser felices y encontrar un sentido en la vida.


Disfrutar de un masaje erótico tántrico puede ser un estímulo que algunos califican de terapéutico.


Mis masajes están exentos de contenidos ideológicos o religiosos. El objetivo es tu placer, tu libertad. Y eso solo se consigue con respeto.


Hay quienes desean reservar la eyaculación para su vida privada. Yo te escucho, porque mis masajes se basan en el respeto mutuo. Siempre te respeto y me adapto a tus preferencias.


Mis masajes duran un mínimo de 60 minutos. El tiempo ideal de los menús más elaborados es de 90 minutos o incluso 2 horas para disfrutar a fondo de los efectos del masaje.

Las tres primeras razones podrían ser “tú, tú y tú”. Lo mereces. Reserva tiempo para ti. Por una vez piensa en ti y en lo que deseas.

1

Relájate. Deja que por una vez sea otro quien trabaje para tu satisfacción. Hay más cosas en la vida que trabajar. Disfruta del saber recibir.

2

Equilíbrate. Hay una energía en ti que desea explotar y necesitas canalizarla. Déjala en mis manos, disfruta de un trabajo corporal y alcanza un clímax liberador maravilloso.

3

Encuentra tu paz. Tras el masaje te sentirás lleno de paz y no querrás ni pensar en mañana. Y esto es bueno. Dormirás como un ángel.

4

No te arrepientas de no haber probado algo. Este masaje podría descubrirte algo fascinante. A veces pruebas un nuevo vino, un nuevo plato. Prueba este masaje.

5

El masaje no es sexo. No le eres infiel a nadie. Quizá necesitas cuidarte y encontrar un oasis personal para tu disfrute íntimo.

6

El stress puede ser agotador —para cualquiera. Un masaje erótico tantra puede recargar tus baterías. Te sentirás con energía fresca y ganas de seguir luchando.

7

Descubre un nuevo tipo de masaje que va más allá de donde otros se detienen. Intimidad, confianza, complicidad. De hombre a hombre, de igual a igual.

8

Nunca te ha tocado otro hombre y te sientes curioso. Es tu momento. Yo respetaré tus límites. Te mimaré durante una sesión maravillosa. Te sentirás comprendido.

9

Soy masajista profesional del Tantra erótico. Sabes que estás en buenas manos.


Hay más razones, las que cuentan son las tuyas.

10

Hotel outcalls 24 h:

+34 676 648 226

accepting whatsApp messages